PT | EN | ES

Menu principal


Powered by <TEI:TOK>
Maarten Janssen, 2014-

Visualização das frases

[1805]. Carta no autógrafa de Sabina de Arroyo, viuda, para su hija María de Morales, criada.

ResumoLa autora escribe a su hija para contarle cómo el alcalde y el alguacil del pueblo han entrado a registrar su casa buscando ciertas sábanas y alhajas que habían sido robadas.
Autor(es) Sabina de Arroyo
Destinatário(s) María de Morales            
De España, Toledo, Navalmoral de Pusa
Para España, Toledo
Contexto

Pleito sobre el robo hecho en la casa de María Joaquina García Rada y Pedro Segundo García Jiménez, en ausencia de sus propietarios. La carta fue aportada por Pedro Mocarte para justificar su declaración en la probanza, según la cual él había tomado como criada a una de las acusadas en el robo, María Morales, por la recomendación de la autora de la carta, para compensar a ésta los desaires provocados por su marido sin provocar escándalo público. María de Morales fue declarada inocente al no haberse probado su implicación en el supuesto robo.

Suporte un folio de papel doblado en cuarto, escrito por el recto del primer cuarto.
Arquivo Archivo de la Real Chancillería de Valladolid
Repository Salas de lo Criminal
Fundo Pleitos criminales
Cota arquivística Caja 148, Expediente 1
Fólios 50r-v
Transcrição Víctor Pampliega Pedreira
Revisão principal Gael Vaamonde
Contextualização Víctor Pampliega Pedreira
Modernização Gael Vaamonde
Anotação POS Gael Vaamonde
Data da transcrição2014

Texto: -

Etiquetas:


[1]
Navalmoral de Pusa y mayo 2 de 1805.
[2]
Maria,
[3]
no se sabe la pesadumbra qe por ti padezco.
[4]
En este dia entraron en casa repentinamente el Alcalde y el Escrivano de aqui a registrar toda la casa que lo hicieron, y hasta la gerga, motivados de cierta quexa que se ha dado d esa ciudad, diciendo o sospechandose que acaso yo tendría varias sabanas, doce cubiertos de plata, un Rosario y otras alhajas,
[5]
pero como nada havia, nada encontraron.
[6]
Yo estoy muerta de pena, sin saber que cosa es esta,
[7]
tu sabrás acaso por que será,
[8]
sin perdida de tiempo, dimelo,
[9]
y si acaso te hallas inculcada en algo Dios quiera que no, pues me muero de dolor. A nadie te des por entendida de esto porque nadie lo sabe, sino el Alcalde, el Escrivano, y yo,
[10]
y como es cosa delicada, no conviene se sepa nada.
[11]
Cuidado no dexes de escribirme de contado, qe quedo con bastante hana saberlo,
[12]
y en el sobreescrito pondrás pa que la carta no se extravie asi: A Dn Manuel Justo de Morales, Preceptor de latinidad y retorica en Navalmoral de Pusa. Por Talavera la Reyna
[13]
A Dios, este te haga buena y te de su gracia como desea tu madre.
[14]
Sabina de Arroyo

Representação em textoWordcloudRepresentação em facsímileManuscript line viewPageflow viewSyntactic annotation